De un tiempo a esta parte, todo está en la Nube, pero en mayúsculas. Porque es una nube muy grande. Tiene, efectivamente, algo de entelequia, pero existir ha existido siempre. Bueno, desde que nació Internet, aunque a nadie se le ocurrió llamar the cloud al almacenamiento que daban, por ejemplo, los servicios de correo. Lo que antes era un servicio muy concreto y particular, desde hace unos años se ha ampliado a todos los contenidos personales y empresariales.

Contenido, sí, pero también servicios o programas de software. Todo está en la nube, en Internet, y se baja el material cuando se necesita, a veces gratuitamente, a veces en régimen de alquiler. No es necesario que cada empresa tenga sus propios servidores o pague licencias de software; todo se almacena en la nube, aunque esta tiene propietarios (IBM, Microsoft, Google, Amazon, Apple…). Conviene que haya máxima seguridad; porque puede ocurrir que se depositen los contenidos en la nube de, por ejemplo, Megaupload, y que, de la noche a la mañana, sea clausurado. En la nube, sí, por supuesto, pero con garantías.

Dropbox

 

Algunos modelos de Android ya permiten almacenar automáticamente cada foto tanto en la memoria interna del móvil como en la nube. Se puede usar en ordenadores, iPhone, iPad, así como en móviles y tabletas Android. Resulta muy útil la opción de compartir un enlace para que los amigos descarguen o accedan a nuestro contenido. Ofrece dos gigas gratis. Por 7 euros al mes se amplía a 100 gigas.

Skydrive

Una de las primeras nubes. Creada por Microsoft, se integra con su servicio de correo, Outlook, anteriormente conocido como Hotmail. La posibilidad de mantener una parte en público hace que se use con frecuencia para compartir fotos de eventos, excursiones o fiestas con amigos. Dan siete gigas de cortesía. Por 15 euros anuales se consiguen 20 adicionales.

Amazon cloud drive

 

Muy práctico para ver fotos y vídeos propios tanto en ordenador como en tabletas y móviles. Hace sencillo el acceso a la música en MP3 desde un móvil o una tableta. La propuesta del almacén en Internet es veloz y fácil de usar. Comienza con cinco gigas gratis. Se suman 20 más por un precio de 7 euros anuales.

Icloud

 

Parece magia, pero no lo es. Un servicio poco perceptible, aunque muy efectivo. Unifica contactos, calendarios, galerías de fotos, documentos de texto, presentaciones y cualquier cuenta de correo en ordenadores Mac, en iPad y en iPhone. Si se tienen varios aparatos hay que tener cuidado con los precios, pues se llena con cierta facilidad. Apple ofrece cinco gigas de cortesía. A partir de ahí, los precios van desde 16, por 10 gigas adicionales, hasta 80 euros anuales, por los que ofrecen 50 gigas.

Google drive

 

El buscador líder de la Red ha tardado en poner su nube a disposición de los consumidores –las empresas hace ya un tiempo que disponen de él–, pero lo ha hecho de manera brillante. Permite crear textos, presentaciones u hojas de cálculo. Hospeda también vídeos y fotos con sencillez. El espacio se comparte con su correo electrónico, Gmail. Comienza con ocho gigas. Por 2 euros al mes se suman 25 más.

Latest Update: Jun 21, 2016