Ya desde sus primeras versiones, el Registro de Windows es la ubicación en donde el sistema operativo almacena todas sus opciones de configuración y los ajustes de usuario, así como las configuraciones de todas las aplicaciones y el hardware que tenemos instalado en el sistema.

Quienes toman al Registro de Windows como un solo archivo de gran tamaño se equivocan, ya que se trata de un conjunto de archivos más pequeños llamados “colmenas” o “Hives” en inglés, que se encuentran ubicados principalmente en la carpeta System32.

Conforme vamos usando el sistema, e instalando y desinstalando aplicaciones y controladores de hardware, se añaden y quitan gran cantidad entradas en este registro, es decir que cada vez que un usuario cambia algo en la configuración del sistema o instala o desinstala un elemento de su equipo, el registro se modifica reflejando los cambios que ocurren en la computadora.

Y como resultado de esta constante manipulación de datos, es posible que con el tiempo muchas de las entradas de este registro queden huérfanas o rotas.

Cuando Microsoft lanzó al mercado Windows Vista, este incluía entre sus principales características el registro virtualizado, por lo cual no sufriría más de la conocida “hinchazón del registro” tan extendida en las versiones anteriores del sistema como Windows XP.

Esta virtualización se implementó para que las aplicaciones no pudieran escribir en las carpetas del sistema ni en las WMK del registro. Aún así todavía pueden crearse claves inválidas. Para limpiar estas entradas inválidas se utilizan conocidos limpiadores del registro como CCleaner.

Sin embargo, aún luego de eliminar estas entradas o claves inválidas del registro, todavía queda el espacio vacío donde estaba esa clave. Para eliminar todo ese espacio inutilizado se utilizan los llamados “Desfragmentadores de registro”, los cuales nos ayudarán a subsanar ese problema y compactar el registro.


¿Es buena la desfragmentación del registro para nuestro sistema?

Desde no hace mucho tiempo, la desfragmentación del registro se está haciendo una práctica habitual entre muchos usuarios. Esto es debido a que a diferencia de la limpieza del registro, la desfragmentación puede mejorar bastante la performance de un sistema, debido principalmente a que la paginación y la fragmentación de archivos del Registro pueden ser una de las principales causas para que un sistema se vuelva lento e inestable.

Usar un desfragmentador de registro tampoco significa que nuestra computadora va a ofrecer un aumento demasiado importante de su performance, sino que se debe usar en conjunción con el limpiador de registro para mantener un buen funcionamiento constante de nuestro equipo.

También al momento de descargar y utilizar un desfragmentador de registro, debemos ser bastante cuidadosos y seleccionar alguno que sea seguro y desarrollado por una firma reconocida.

En este punto, uno de los mejores en el mercado es Sysinternal PageDefrag, de la suite Sysinternal.

En el caso de que deseemos utilizar algún desfragmentador de registro para Windows, debemos recordar siempre realizar una copia de seguridad de nuestros datos o un punto de restauración del sistema.

Latest Update: Jun 16, 2016